Noticias

Lee nuestras noticias

La Mesa de Gestión de Villa Siburu atiende consultas habitacionales

 La Mesa de Gestión de Villa Siburu atiende consultas habitacionales

En el marco de la participación de la Asociación de Vivienda Económica en la Mesa de Gestión del CIC Villa Siburu, y en vinculación con la Cátedra Práctica Profesional asistida con orientación en Hábitat Popular de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Córdoba se comenzó a implementar un espacio para atender consultas de los vecinos relacionadas a su vivienda, tanto en aspectos jurídico como arquitectónicos.

En menos de dos meses, el Consultorio Barrial de Hábitat de Villa Siburu atendió las consultas de unos 20 hogares con situaciones deficitarias en sus viviendas, tanto de Villa Siburu como de barrios aledaños. De las consultas atendidas, 17 fueron realizadas por mujeres, en su mayoría amas de casa o trabajadoras informales de entre 28 a 64 años, mientras que los 3 casos restantes responden a demandas realizadas por jefes de hogar que también son trabajadores informales y se encuentran en el mismo rango etario.

La mayoría de los casos presentan entre 1 y 4 hogares por vivienda resultando un promedio de hacinamiento de hogar de 1,4, mientras que los habitantes por hogar varían de 1 a 12 lo que deriva en un promedio de más de 5 personas por vivienda. Según los datos registrados las familias tienen en promedio de 2,2 dormitorios presentando un hacinamiento por cuarto de 2,5.

Las formas de acceso al lote han sido tanto por cesión, como por adjudicación o compra en menor medida sin poseer escritura ni boleto de compra venta, salvo dos únicos casos. Varias de las familias declaran residir en las viviendas hace más de 10 años hasta incluso muchas superan los 40 años de antigüedad.
Las familias también declaran los recursos que podrían aportar para las mejoras de las viviendas ya sea por materiales adquiridos por programas como Vida Digna o por esfuerzo propio, como también recursos de mano de obra propia por miembros del hogar o familiares cercanos.

Las necesidades detectadas van desde reconstrucciones de habitaciones, arreglos de humedades, grietas, instalación eléctrica, mejoras en baños, ampliaciones y regulaciones dominiales. Sin embargo, en muchos casos también se detectan problemas como falta de ventilación, instalaciones de servicios deficientes, hundimientos de medianera o de la vivienda en general, como así también casos donde se requiere la construcción de nuevos núcleos habitacionales.

Comentar la noticia